Qué es la Profecía Autocumplida?

¿Qué es la Profecía autocumplidora y cómo puede estar impidiendo tu crecimiento personal-profesional?

Una profecía autocumplida se refiere a la acción y conducta condicionada por alguna creencia positiva o negativa, que predice o condiciona el resultado esperado por dicho comportamiento.

La profecía autocumplida está dada en la mayoría de los casos por creencias o etiquetas que recibimos desde muy temprana edad por parte de nuestro entorno más cercano como la familia, escuela, sociedad, medios de comunicación, etc., que impactan y condicionan la eficacia y autoeficacia de las personas en los diferentes ámbitos de sus vidas.

En este artículo te hablaré del impacto de las profecías autocumplidoras en la autoestima y cómo puedes hacer esto consciente y combatirlo.

A modo de ejemplo te contaré brevemente como se ha manifestado en mi vida de manera consciente e inconsciente la profecía autocumplidora.

En mi caso yo crecí con la idea de que soy una persona muy “distraída”, muy “pajarona” (como se dice acá en Chile) creencia muy arraigada en mí condicionando mi manera de accionar en la vida, sobre todo en el ámbito académico, profesional y relacional, creencia que se instauro en mi como una “Profecía autocumplida” que desde luego impacto en la consecución de mis proyectos personales, profesionales y sus resultados, así como los diferentes roles de mi vida como mujer, mamá, esposa, hija, terapeuta, etc. y mayormente en mi autoestima.

La distracción o la falta de poner atención a los detalles, quizás no me permitía explotar mis dones y talentos, porque tal vez esa profecía se convertía en miedo e inseguridad que bloqueaba fluir con el proceso de aprendizaje o de adquirir una expertis, quizás actuaba como un factor protector o justificaba ciertas acciones “erradas o disfuncionales” o era una manera de auto invalidarme inconscientemente porque mis comportamientos de persona “despistada” (como diríamos en México) se manifestaban en función a lo que es ser una persona así, que se le van los detalles, olvidadiza, que no presta atención, que pasa por alto muchas cosas y detalles o que tiene falta de concentración.


Cabe señalar que en mi familia de origen a modo de chiste se decía que nacimos con el “gen de la distracción” que es parte de nuestro ADN, además pienso que dicha etiqueta o creencia posiblemente fue transmitida por generaciones actuando como una profecía autocumplida.

Trabajado en mi autoconocimiento y en mi proceso de terapia persona, pude detectar esa y otras creencias más que actuaron como profecía autocumplida en mí.



Recientemente trabaje el tema de la abundancia económica con mi terapeuta, porque mis creencias en relación al dinero me jugaban una mala pasada ya que creía que no merecía ser más abundante por ejemplo o que yo no era capaz de generar mi propio patrimonio o riqueza personal. Entonces funcionaba en torno a esas creencias no dando el valor justo y adecuado a mi trabajo o funcionando en torno a esas creencias limitantes que impactaron seriamente en mi autovaloración como profesional y personal.


Y como dijo Paul Watslawick “Es imposible no comunicar” todo el tiempo estamos comunicando sea a nivel verbal en un 80% o no verbal 20%, es decir todos el tiempo estamos comunicando y al receptor le llega más lo que nuestro cuerpo transmite que el contenido y palabras de la comunicación. Este principio esta totalmente ligado al efecto que produce la profecía autocumplida en las personas. Por eso es importante actuar o hacer acciones como si, como si yo valgo, visto y merezco un millón de dólares, como si yo doy lo mejor de mí y sé, tengo la certeza de que algo maravilloso sucederá, como si siempre que pongo amor y acción mi mente y mi cuerpo se alinearan hacia una meta o un resultado positivo.


Te invito a poner atención a tus pensamientos, acciones y creencias, estate alerta y se cuidadoso con lo que te dices a ti mismo, trata de hacer consiente los posibles frenos o bloqueos que no te permiten actuar y fluir en concordancia a tus deseos de superación y bienestar.

Te sugiero visualizar, vislumbrar siempre el mejor y positivo resultado y alejarte de esperar lo peor…..

Y recuerda que la profecía actúa como dijo Henry Ford: “Si crees que puedes estas en lo cierto si crees que no, también”.

22 vistas

Ph.D. Cristina Amézaga ® Todos los derechos reservados