QUÉ ES Y QUÉ NO ES LA HIPNOSIS ERICKSONIANA

La Hipnosis Ericksoniana fue creada por el psicólogo y psiquiatra Milton Erickson como

una herramienta terapéutica con el propósito de promover que la persona apele a sus

recursos emocionales internos, a su propia creatividad para resolver sus problemas. Es

decir, aquellos recursos de crecimientos conscientes o inconscientes que todos poseemos

para cambiar, modificar o solucionar cuestiones que nos inquietan y que no nos permiten

avanzar.

Estos recursos personales se han ido adquiriendo a lo largo de tu desarrollo como

individuo y en algún momento te ayudaron a superar obstáculos o dificultades de la vida y

te impulsaron al éxito, a salir de tu zona de comodidad y adquirir nuevos conocimientos.

Existen muchos mitos acerca de lo que es la hipnosis, por lo general se cree que bajo un

estado de trance hipnótico la persona pierde control de sí o la conciencia quedando a

merced del “hipnoterapeuta”, la realidad es que durante una intervención hipnótica se trata

solamente de alcanzar un estado alterado de la conciencia donde focalizas tu atención.

Desde la Hipnosis Ericksoniana la persona consigue conectar con su interior a través de

escuchar y experimentar la inducción que hace el terapeuta. En este tipo de hipnosis, el

psicólogo utiliza metáforas e historias que muchas veces parecen no tener sentido, más sin

embargo son muy potentes e impulsan al cambio, por lo tanto, se favorece la solución de

problemas. Desde este paradigma, se parte de que la persona es experta en lo que le sucede

y tiene los recursos necesarios para crecer y cambiar lo que tenga que modificar.

Milton Erickson promovía un tipo de hipnosis terapéutica diferente a la hipnosis clásica,

consideraba que todos tenemos la capacidad de auto hipnotizarnos y de entrar en estos

estados naturales alterados de la conciencia que no son más que focalización de la atención.


Constantemente entramos en “trances hipnóticos naturales”, por ejemplo cuando vamos en

la carretera concentrados en el camino, el tiempo puede pasar más rápido, como si

perdiéramos la noción de lo que vamos viendo, escuchando y experimentando; nos

quedamos absortos entramos en una especie de flow o trance.

La diferencia entre la Hipnosis Ericksoniana y la de show es que la primera no pretende

programar ni dar órdenes o incidir directamente sobre la conducta del hipnotizado, mientras

que la segunda, mediante ciertas órdenes ''induce'' a la persona a actuar de cierta manera

para entretener al público expectante.

En conclusión la Hipnosis Ericksoniana es una herramienta muy efectiva que complementa

los procesos de transformación personal como la terapia o coaching. Se obtienen buenos

resultados para temas como miedo, angustia, bloqueos emocionales, autoestima, duelo,

estado del ánimo, consecución de metas, superación personal, entre otros, etc.

4 vistas

Ph.D. Cristina Amézaga ® Todos los derechos reservados