Te cuento un poco de mi… Desde muy jovencita nació en mí el deseo de estudiar psicología por influencia de mi abuela materna ya que su "sueño frustrado" fue ser psicóloga. Por situaciones de su vida y el espíritu de la época, terminó siendo una brillante profesora, que de alguna manera pudo ejercer y complementar su trabajo docente como psicóloga ya que poseía un profundo conocimiento del comportamiento humano, además de que fue una autodidacta de las principales teorías y escuelas psicológicas.

 

Debido a que crecí entre libros de diversas temáticas y sobre todo de psicología, quizás influida por mi abuela, de manera consciente e inconscientemente, decidí sin titubear estudiar la carrera de psicología. Siempre estuve convencida que quería ser terapeuta y qué estudiar psicología sería el medio para formarme como tal y ayudar a la gente desde una disciplina basada en la ciencia. Nací en la ciudad de Chihuahua, México, a los 22 años de edad me fui a estudiar a Madrid, desde entonces emprendí la aventura de vivir fuera de mi país.

 

He vivido en México, España y actualmente en Chile. La experiencia de ser mujer migrante, elaborar y reelaborar mi duelo migratorio en cada cambio entre estos tres países, mi proceso de adaptación en cada uno de ellos y sumando todas las experiencias positivas, negativas, de crecimiento que he tenido en mi vida, han sido hitos y experiencias que han marcado y fortalecido positivamente mí que hacer como psicoterapeuta. Soy esposa y mamá de unas bellas mellizas (Cuatas como decimos en México) de siete años de edad, quienes por las noches me piden que las hipnotice para dormir tranquilas y tener lindos sueños.

Ph.D. Cristina Amézaga ® Todos los derechos reservados